Sandra Barneda: “Yo soy feminista pero mis libros son universales”

Activan Alerta Amber por Brandon Jesús; desapareció el 15 de octubre en Iztapalapa
octubre 16, 2020
Nathy Peluso: “Soy una mina súper intensa”
octubre 16, 2020

Sandra Barneda: “Yo soy feminista pero mis libros son universales”

Finalista del Premio Planeta, la popular presentadora de Telecinco consolida su carrera literaria con su sexto libro: ‘Un océano para llegar aquí’

En siete años ha publicado seis libros. Pero a la Sandra Barneda (Barcelona, 1979) escritora la suele eclipsar su alter ego televisivo. Licenciada en Periodismo, forjó su carrera en los informativos. En los últimos años, se ha convertido en una de las presentadoras preferidas de Telecinco y cada semana bate récords de audiencia con ‘La isla de las tentaciones 2’, el reality sobre infidelidades. Pero hay otra Barneda. Y acaba de rozar el Planeta con ‘Un océano para llegar aquí’.

¿Esta novela forma parte de su tetralogía sobre tierra, aire, agua y fuego?
No, es otra cosa. Quería volver a una novela intimista, a lo rural. Una novela en la que los sentimientos no hieran: es un océano de emociones, cambiando un poco el título. Página tras páginas los personajes van atravesando y viviendo estas emociones en función de que van descubriendo secretos familiares. Transcurre en 49 días, el tiempo que tarda un alma en reencarnarse según la tradición budista, en Candelada, un pueblo de la Sierra de Gredos. Me interesaba volver a la esencia, a la naturaleza.
En los últimos años, cada vez aparecen más novelas ambientadas en el mundo rural. ¿Hay cierta necesidad de regresar a la naturaleza?
Sí, y en 2014, con ‘La tierra de las mujeres’ ya lo hice. Entonces era el retorno de una americana que llegaba a un pequeño pueblo de España, el de su padre.. Las ciudades, a pesar de que están cambiando, nos apartan de los tiempos de la naturaleza. Cuando estamos mal o necesitamos reflexionar buscamos la naturaleza: nos vamos a un parque o a la montaña a caminar. Es algo que nos calma. También quería hacer un homenaje a la mujer rural siguiendo con la estela de mis protagonistas, que son mujeres.
Gabrielle, su protagonista, es un nombre neutro en la pronunciación. ¿Buscaba esa androginia?
Me gustaba que el nombre fuera neutro, que pudiera ser hombre o mujer. Jugar con esa neutralidad permite que el lector, sea hombre o mujer, se aísle: que el nombre no le lleve a identificar al personaje. Al final, apuesto por la universalidad de las emociones más allá de la disección entre géneros. El día que nos liberemos de esa disección de géneros habremos avanzado mucho.
Pero todas sus protagonistas son mujeres. ¿Sus libros son feministas?
La autora es feminista. Y el universo por el que me muevo es el que quiero contar. Me interesa mucho ahondar en el universo femenino y profundizar en esa estela. Yo soy feminista, mis libros son universales.
En la ceremonia del Planeta habló de “compartir este año de reinado” con Eva García Sáenz de Urturi. En 69 ediciones del premio sólo ha habido 17 mujeres ganadoras y 19 finalistas…
Y si hablamos de parejas que hayan sido mujer ganadora y finalista, en 69 ediciones sólo ha habido cuatro. Me congratula mucho compartir el premio con Eva, con dos novelas tan diferentes. Ella desempolva una de las grandes figuras de la historia, que es Leonor de Aquitania. Y me parece fantástico. Mientras que ‘Un océano para llegar a ti’ es contemporánea, habla de secretos, entramados familiares. Es, sobre todo, una novela muy esperanzadora para los tiempos que corren. Puede dejar el poso que deja un buen café: te va apetecer leerla desde la intimidad, con la mantita. Estoy convencida de que toda persona que la lea va a sentir algo, porque habla de la cotidianidad, de convertir lo ordinario en extraordinario. Y de lo felices que somos cuando nos damos cuenta de eso.
¿Se puede compaginar televisión y literatura?
Claro. La televisión me ofrece poder comunicar, divertirme y entretenerme desde un lugar como si estuviera en una fiesta como amigos. Escribir me ofrece un sanarme, un estar conmigo y esa necesidad de contarme el mundo como me gustaría que fuera, darle belleza al mundo. Lo trato de hacer desde todas las aristas de mi vida pero la escritura es una necesidad vital, un elemento de soledad absoluto pero no puedo dejar de hacerlo, de hablar con tus personajes, de las historias que quieres contar.
Ésta es su sexta novela, pero cuando se habla de usted como escritora ¿siente que hay un cierto prejuicio por ser presentadora de televisión y, más concretamente, de realities?
Los prejuicios existen y es difícil librarte de ellos. Lo importante es que no te paralicen y que no te los creas. He tenido la suerte de que desde que publiqué la primera novela la crítica literaria me ha tratado muy bien. Hoy me decían ‘Ahora te van a descubrir como escritora…’ Pero en firmas de libros me han llegado a decir: ‘Ahora te sigo como presentadora porque te he descubierto como escritora’. Cuesta más de creer pero me ha ocurrido, cosa que me alegra mucho. Me siento muy feliz. Por la combinación de televisión y escritura también me han dicho ‘Eres como Dr. Jeckyl y Mr. Hyde’.
¿Y cuál sería Mr. Hyde?
[ríe] En esta comparación me parece desafortunado el Mr. Hyde, porque no me gusta… Pero sí que hay una idea de tener un alter ego. Y además muy bien colocado. Los prejuicios no están en los lectores sino en quién pregunta, porque al final las novelas hablan por sí solas.
Al final, a la mayoría de profesionales de la televisión que escriben un libro se les etiqueta de “escritores mediáticos”.
El periodismo y el articulismo están muy cerca de la literatura. Todavía no sé muy bien por qué se cuestiona desde siempre. Ha habido muchos grandes escritores que vienen de ahí, como Arturo Pérez-Reverte. Pero Arturo parece que quiere olvidar que estuvo en la televisión, que fue corresponsal… No hay que entrar en esos prejuicios y me sorprende.

error: Todo el contenido está protegido !!