Keir Starmer se niega a disculparse por beber cerveza con sus compañeros durante las restricciones: “No hicimos nada malo”

Champán en el Ministerio de Exteriores: Irlanda investiga su propio ‘Partygate’
enero 18, 2022
A lo Chucky, Hirving Lozano responde a las críticas con goles
enero 18, 2022

Keir Starmer se niega a disculparse por beber cerveza con sus compañeros durante las restricciones: “No hicimos nada malo”

La prensa británica publica una fotografía del líder laborista con tres colegas de partido en abril de 2021, cuando las reuniones en interiores estaban prohibidas

Sir Keir Starmer, jefe de la oposición británica, no parece dispuesto a permitir que el “Partygate” le arrastre también a él. Parte de la prensa conservadora del país ha hecho, sin embargo, un amago de intentar involucrarle en el escándalo de las fiestas que se celebraron durante los confinamientos de la pandemia publicando una fotografía de él bebiéndose una cerveza con varios compañeros de partido en abril de 2021. Starmer, sin embargo, no ha picado el anzuelo, y no solo se ha negado a pedir perdón por lo sucedido sino que ha apuntado directamente al partido conservador como el principal interesado en ensuciar su imagen: “No pienso disculparme porque no hicimos nada malo”.

La imagen, que fue tomada el 30 de abril a través de la ventana de una oficina en Durham, Inglaterra, muestra a Starmer de pie con una cerveza en la mano y con al menos tres personas alrededor. Una escena que el propio líder laborista no ha tardado en justificar, pues en ese momento estaba prohibido socializar en interiores salvo por motivos laborales. “Seamos muy claros. En ese momento estábamos trabajando muchísimo, pues no sé si quedaban tres o cuatro días para las elecciones locales. Estábamos en la oficina, pedimos comida para llevar, la trajeron y nos la comimos. Nada más”, ha explicado él en una entrevista para LBC.

Dentro de las filas conservadoras, por su parte, hay quien ha pedido su dimisión por no ser congruente con las críticas que ha vertido, y sigue vertiendo, contra el primer ministro. Nadhim Zahawi, secretaria de Cultura, le ha pedido, por ejemplo, que se disculpe con Johnson por hacer lo mismo que le estaba criticando, algo que no ha sentado muy bien a un Starmer, que lidera ahora mismo las encuestas en intención de voto. “Estaba intentando escabullirse acusando al primer ministro de dar excusas inútiles y ahora parece que están en el mismo. Creo que es momento de que Keir Starmer madure y demuestre que está preparado para disculparse”, ha apuntado Iain Duncan Smith, ex líder de los conservadores.

Él, por su parte, cree que “no se rompió ninguna ley” aquella noche porque no tuvieron más opción que pedir esa comida, ya que el hotel en el que se hospedaban tanto él como sus compañeros de partido no tenía abierto el servicio de comida y las restricciones mantenían cerrada la hostelería. “No me voy a disculpar porque no hicimos nada mal”, apunta el líder laborista. “No tiene ni punto de comparación, seamos serios… Celebraron dos fiestas la noche antes del funeral del príncipe Felipey llegaron incluso a llenar maletas con botellas de vino”.

Para Starmer todo obedece, sin duda, a una estrategia del partido conservador para intentar ensuciar la imagen de la oposición justo en el momento en que parece más cercano un relevo en Downing Street: “Entiendo perfectamente lo que está pasando. Llega un momento en el que los ‘tories’ intentan arrastrar a todos consigo, pero no va a ser el caso. Nosotros no hicimos nada malo”.

Ana
error: Todo el contenido está protegido !!