Colombia protesta contra reforma tributaria impulsada por gobierno de Iván Duque

SUEM exige mejores condiciones laborales
abril 29, 2021
Cuitláhuac de nalgas al Toro y Morón!!!
abril 30, 2021

Colombia protesta contra reforma tributaria impulsada por gobierno de Iván Duque

Miles de colombianos salieron este miércoles a las calles del país con arengas, bailes y música para protestar contra la reforma tributaria presentada por el gobierno del presidente Iván Duque, en una jornada multitudinaria que avanza de manera pacífica, con excepción de Cali donde han ocurrido desórdenes y saqueos. 

Las vías se coparon poco a poco con manifestantes que salieron desde diferentes puntos de concentración en sus ciudades en una jornada convocada por las centrales obreras para exigir que el Congreso hunda la reforma tributaria que golpea, especialmente, a la clase media con nuevos impuestos.

Los ciudadanos también se han unido a la manifestación desde sus casas donde golpean cacerolas para hacer sentir su descontento con el proyecto, un ruido que desde las protestas de 2019 se convirtió en símbolo de los reclamos hacia el gobierno. 

“No aceptamos la reforma tributaria, estamos pensando en nuestros hijos, en nosotros mismos […] nos morimos por el virus o nos morimos de hambre”, dijo Víctor Córdoba, un zapatero de 33 años vestido con una camiseta de los colores de la bandera colombiana en Bogotá. 

La jornada comenzó en ciudades como Bogotá, Cali, Barranquilla, Medellín o Bucaramanga, cuyas principales avenidas se llenaron de caminantes que con banderas, carteles e instrumentos musicales expresan su rechazo al proyecto de reforma fiscal presentado la semana pasada en el Congreso. Centrales obreras, profesores, organizaciones civiles, indígenas y otros sectores rechazan el proyecto que está en curso por considerar que castiga a la clase media y es inoportuno en plena crisis desatada por la pandemia. 

Las calles se inundaron de color y bailes encabezados por jóvenes y representantes de organizaciones civiles y sindicatos que usan cubrebocas por la pandemia del covid-19. Algunos también se han unido a la protesta en sus motocicletas y carros adornados con carteles que tenían inscritos mensajes como “Por la vida, la salud y la democracia” o “No a la reforma tributaria”. 

La nueva jornada de protestas fue convocada por el llamado Comité Nacional de Paro, que desde 2019 ha organizado numerosas movilizaciones para exigir un cambio de rumbo al gobierno. Algunas voces pidieron sin éxito suspender las manifestaciones, que coinciden con la ola más letal de covid-19 en 13 meses de pandemia. 

La víspera, un tribunal administrativo ordenó aplazar las protestas y la Defensoría del Pueblo pidió “no exponer más personas a innecesarios riesgos pandémicos”. “Estamos cansados de todo el abuso que hay sobre la población (…) estamos cansados de que nuestro presidente no haga nada al respecto. Nos da más miedo el gobierno que el virus”, lamentó Felipe Zapata, de 24 años, en Bogotá. 

Amplio rechazo a la reforma tributaria, tanto en las calles como en el Congreso

Las manifestaciones tienen lugar pese a las recomendaciones de las autoridades de que la gente evite aglomeraciones por el riesgo de contagiarse de covid-19 en momentos en que el país vive una emergencia sanitaria por la gravedad del tercer pico de la pandemia. 

“Gran movilización democrática del paro nacional, y en unas condiciones tan difíciles por la pandemia, confirma que los colombianos estamos hasta la coronilla de Iván Duque, de su reforma tributaria y de sus otras medidas regresivas”, expresó el senador opositor Jorge Enrique Robledo. 

Varios sectores sociales han celebrado la asistencia concurrida a la movilización, pues anoche un tribunal colombiano ordenó como “medida cautelar provisional” el aplazamiento de las protestas hasta que no se alcance “la inmunidad de rebaño con la vacunación” contra la covid-19. 

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés, explicó que “en medio de esta circunstancia (la crisis económica causada por la pandemia) nos quieren meter una reforma tributaria para agravar el suplicio de los colombianos”. 

Dicha reforma, justificó el líder sindical, busca emplear el 60 por ciento de lo recaudado para pagar la deuda y “para el sector social escasamente un 20 por ciento”. El mandatario anticipa una recaudación del equivalente a unos 6 mil 300 millones de dólares entre 2022 y 2031 con la reforma. 

Para el profesor de ciencia política de la Universidad del Rosario Yann Basset, el gobierno “está en una situación muy difícil”, pues “el descontento y el rechazo a la reforma ha sido bastante generalizado”. 

Pero Duque sabía que presentar el proyecto “a un año de las elecciones y además en medio de una pandemia que genera muchos problemas económicos y sociales […] iba a ser extremadamente impopular”, añadió el experto. 

Protestas violentas en Cali; hay un muerto 

Aunque la jornada ha transcurrido de manera pacífica en casi todo el país, en Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, la protesta comenzó con el derribo de la estatua del fundador de la ciudad, el conquistador español Sebastián de Belalcázar. 

Indígenas Misak llegaron esta mañana hasta un cerro del barrio La Arboleda en Cali, donde con sogas echaron al suelo la estatua de bronce fundido instalada en un mirador que lleva el nombre del conquistador y es uno de los símbolos de la ciudad. 

El grupo de manifestantes terminó enfrentado con la policía que intentaron controlar la situación y posteriormente los choques se repitieron en otras zonas de la ciudad por los ataques a locales comerciales y vehículos del transporte público. 

Los hechos de vandalismo en los que incluso se le prendió fuego a la oficina de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), fueron el lunar de la manifestación en esa ciudad. “Ante hechos de vandalismo presentados en Cali, di instrucción de enviar cuatro unidades más del Esmad (Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía). No vamos a tolerar actos violentos en ningún punto del país”, dijo el ministro de Defensa, Diego Molano. 

Las autoridades de la ciudad también anunciaron que el toque de queda, decretado por la pandemia del coronavirus desde las ocho de la noche, comenzará hoy a partir de la una de la tarde y se extenderá hasta el próximo domingo hasta las cinco de la mañana. 

Una persona murió durante las protestas, confirmaron las autoridades locales sin dar detalles de los hechos ni la identidad de la víctima. 

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, aseguró que, entre los hechos violentos de la jornada, los “vándalos se dividieron la ciudad en diferentes áreas” y actuaron en el oriente de esta capital del departamento del Valle del Cauca “donde desafortunadamente una persona murió en hechos no esclarecidos vinculados con la manifestación”. 

error: Todo el contenido está protegido !!