El impacto del 11 de septiembre

Detienen a Alejandro del Valle, accionista de Interjet
septiembre 10, 2021
Sergio Pérez tiene otra oportunidad en el esprint
septiembre 10, 2021

El impacto del 11 de septiembre

BILL SCHNEIDER

La actitud característica de EU hacia el resto del mundo es la complacencia. Es el país más rico y poderoso del mundo. Los estadounidenses le dicen al resto del mundo: “Déjenos en paz y nosotros los dejaremos en paz”.

El 11 de septiembre, los terroristas no nos dejaron solos. Atacaron la patria estadounidense. Los atentados pusieron fin a la “década de la fantasía”, el periodo entre el final de la Guerra Fría, en 1991, y el comienzo de la guerra contra el terrorismo, en 2001. Fue una década en la que reinaba la prosperidad y el resto del mundo parecía muy lejano. Al igual que en un periodo anterior de entreguerras: la década de 1920, cuando los estadounidenses “volvieron a la normalidad”, después de la Primera Guerra Mundial. A EU no le molestó el aumento del extremismo en Europa y Japón. Cuando no se sienten amenazados, caen en la complacencia.

EU es la preeminente potencia de status quo en el mundo. Libraron guerras para revertir actos de agresión y restaurar el equilibrio en Kuwait y Kosovo. Las represalias por el 11 de septiembre llevaron a invadir Afganistán y luego Irak. EU descubrió rápidamente lo que el exsecretario de Estado, Colin Powell, llamó “la regla de Pottery Barn” (tienda de artesanías): ” Si lo rompes, eres dueño”. El país tenía que responsabilizarse por esos países y llegó a llamarse  “construcción de la nación ”.

El ejército de EU tiene muchas habilidades impresionantes, pero la “construcción de una nación” no es una de ellas. Eso funcionó en Alemania y Japón, después de la Segunda Guerra Mundial, pero esos países fueron agresores en la guerra. En Afganistán e Irak, Estados Unidos fue visto como el invasor.

Cuando EU anunció la retirada de Afganistán, Joe Biden dijo: “Vimos una misión de contraterrorismo en Afganistán, lograr que los terroristas detuvieran los ataques, se transformaran en una contrainsurgencia, en la construcción de una nación”‘.
La respuesta de EU al 11 de septiembre (intervención en Afganistán e Irak) fracasó y terminó por dividir al pueblo estadounidense. Ahora, Biden ha propuesto una doctrina alternativa de política exterior no intervencionista: predicar con el ejemplo. Así lo describió su asesor de seguridad nacional: “demostrar que la democracia puede ser beneficiosa para el pueblo estadounidense y para todo el mundo “.

Desde la Segunda Guerra Mundial, EU ha asumido el papel de liderazgo. Siempre que haya una amenaza, si EU no hace nada, no se hará nada. El Washington Post ha calificado la política exterior de Biden como American First Lite , una política de America First  horroriza a aliados y al establecimiento de la política exterior de Washington. Pero atrae apoyo de los estadounidenses, captura un fuerte impulso público: consagra la complacencia.

error: Todo el contenido está protegido !!